¡Pa-palo que sea!: el pápalo

¿A quien no le gusta comer taquitos placeros? ¿O que tal, de carnita asada, con guacamole, salsita y pápalo? ¡Se antoja! ¿Verdad?. Así es amigos, el día de hoy, vamos a platicar de esa plantita que heredamos de nuestras tierras mexicanas.

Como muchas otras hierbas mexicanas, su nombre tiene origen náhuatl. Significa “mariposa” y “hierba comestible”, y su nombre fue tradicionalmente: “papaloquilitl”. Hoy en día y para los cuates, se llama simplemente “pápalo”. Sus hojas tienen una particular forma de mariposa y es de un olor y sabor exquisitos.

Solamente se comen las hojas y tienen un gusto parecido al cilantro. Se utilizan frescas, pues secas pierde mucho su sabor. Los podemos preparar junto con un rico guacamole (¿rico? ¡riquísimo!), o para acompañar además de la carne asada y el chicarrón, algunas entradas como: tacos al pastor, de carnitas, quesadillas (dobladitas), y tacos de queso fresco.

Y como buena planta mexicana, no solamente es deliciosa, sino que también tiene propiedades curativas, ¿quieres saberlas?.

  • Reduce el colesterol
  • Util en la hipertensión arterial
  • Ayuda a mejorar la digestión
  • Llena de energía nuestro organismo, pues lo ayuda a funcionar mejor.
  • Impide enfermedades respiratorias.
  • Contiene una serie de vitaminas.
  • La consegues en cualquier mercadito o tianguis, pero ojo, lleva siempre efectivo porque ahí no puedes pagar con BBVA, ni nada de tarjetitas.


¡No se diga más! ¡éntrale con fervor al pápalo! Que además de sabroso y nutritivo, es muy barato y puedes conseguirlo en prácticamente cualquier mercadito. ¿Vamos?

 

Imágenes ilustrativas usadas en éste post: animalgourmet.com, marcha.com.mx




Equipo de Ambiente Mexicano
Equipo de Ambiente Mexicano

Autor



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.