¡Charros...charros!

Sin lugar a dudas, el charro es uno de los símbolos mexicanos por excelencia, sí… esos hombres de campo fuertes, “muy machos” y siempre acompañados de su caballo, el lazo y desde luego, la alegría mexicana; pero… ¿Cuál es el origen de tan famosa imagen?. Bueno, les platicaré que la “Charrería” es simplemente, la práctica de la equitación a la usanza mexicana; donde se demuestran el valor y la hombría del charro, así como la estampa y finura del caballo. Esto, en una fiesta muy colorida y llena de música.

Las “suertes” o ejercicios que se practican en este deporte, tienen su origen en el campo, ya que durante las faenas de crianza del ganado, se debe tener mucha destreza y valentía, ya que es un oficio peligroso. Y el caballo; claro… es el animal que por excelencia es uno solo en la imagen del charro mexicano.


Los caballos llegaron a México por medio de los españoles. Sin embargo, se prohibió en un inicio a los indígenas montarlos, e incluso vestir a la usanza europea. Pero con el paso del tiempo, se logró que los naturales pudieran hacerlo; e incluso, ellos se las ingeniaron para manufacturar sus propias vestimentas, métodos de crianza, y claro, hacer los instrumentos necesarios para enriquecer artísticamente las labores de equitación.

Posteriormente, y cuando se divulgo la actividad de los arrieros, y como es lógico, también se dio un intercambio de tradiciones y costumbres del medio rural. Fue así como se dieron los estereotipos del hombre “ranchero”, quien al vestirse de gala, da origen al soberbio y gallardo charro mexicano.

Sin embargo, existen algunas jerarquías (debido a la especialización de los trabajos dentro de las haciendas) en el oficio de charro. Estas son:

  • Los vaqueros. Ellos son los trabajadores más sencillos, pero también los más rudos y fuertes. Su vestimenta es muy sencilla, igual que su montura. Pero siempre llevaba consigo el sarape y la reata para lazar, atar y hacer las destrezas propias del oficio. Y por si lo pensabas, al decir "vaqueros" no nos referimos a que exactamente siempre usen unos Levis para montar (aunque hay charros que sí lo hacen)
  • Los caporales. Es el responsable de todos los animales y a su cargo estaban los vaqueros. Debía conocer de veterinaria y ayudar en las faenas.
  • Los amansadores. (Solo algunas haciendas contaban con criaderos).
  • Los administradores. Cuidaba de todos los aspectos de la hacienda, agricultor, y también ayudaba en las faenas.
  • Los hacendados. Algunos pasaban la mayor parte del día en el campo, y otros solo visitaban las haciendas por cortas temporadas, cuidando de las haciendas.


Fue así, queridos amigos, que nació la figura de los charros muy “mexicanotes”, y si quieren conocer más de la Charrería, les recomendamos éste libro... ¡y que viva México!

Imágenes para éste post (en orden de aparición)

http://periodicocorreo.com.mx

www.trajesdecharro.com

http://vallartasport.com




Equipo de Ambiente Mexicano
Equipo de Ambiente Mexicano

Autor



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.