Otro mercado entrañable

Cuando necesitamos algo para nuestra vida cotidiana, los capitalinos pensamos casi enseguida, en el grande y famoso “Mercado de la Merced” ¿conoces algo de él?. A lo mejor, son familiares para ti los pregones “pásele marchanta”, “¿qué le damos, güerita?”, “bara, bara”… y es que, dicho mercado es de los más emblemáticos de nuestra Ciudad de México, llamado así por el barrio en el que se localiza, y que está en el primer cuadro del Centro Histórico.

Creció y se desarrolló en torno al convento de los frailes de la Orden de la Merced; su convento se erigió en el siglo XVIII. Y que por cierto, es bellísimo.

Dicho mercado, estaba fuertemente vinculado con la Alhóndiga y los embarcaderos que se ubicaban en la hoy calle de Roldán, y hasta mediados del siglo XX la Merced, fue el principal mercado citadino.

Y a pesar de su importancia comercial, el mercado y el vecindario aledaño no han sido foco de beneficio de los programas sociales; desde la época colonial siempre ha sido un barrio precario y hasta marginado, por la informalidad de su comercio. Pero eso sí, siempre encontramos lo que busquemos allí.

Desde dulces y disfraces, hasta productos extranjeros. Son muy característicos los puestecitos móviles y “comercios” asimétricos a lo largo de la avenida Anillo de Circunvalación, pero se elaboró un mercado para mostrar y vender mercancías frescas.

Hoy en día, está bien organizado en naves donde se encuentran los productos bien clasificados, y existen ya áreas específicas de carga y descarga, área de verduras, perecederos, chiles, carnes, descarga de desechos, etc.

La titánica e importante labor de elaborar el mercado se llevó a cabo de los arquitectos Enrique del Moral y Félix Candela entre los años 1856 y 1957, y gracias a sus coordinados esfuerzos se realizó el proyecto usando como modelo el mercado de tió “prehispánico”, a la vez de lograr conjuntarlo con los proyectos de urbanización de los mercados citadinos nacientes.

Su inauguración coincidió con las festividades de la patrona del barrio, el 23 de Septiembre de 1957. Logrando así, mantener la tradición de mercar en sitios tradicionales; haciendo frente a los nuevos supermercados que imitaban modelos estadounidenses.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades por preservar únicamente el mercado con sus naves; siguen proliferando los improvisados locales con mercancías diversas, pero… en mi humilde opinión, ellos también forman parte de lo que es, el AMBIENTE MEXICANO.

Esta es solo una pequeña muestra de lo que encontrarás en nuestro sitio web. Visita nuestra tienda de artesanías en http://www.regalos-artesanales.com.mx  ¡enviamos a todo México y el mundo!. 




Equipo de Ambiente Mexicano
Equipo de Ambiente Mexicano

Autor



Dejar un comentario