¡Este sí es un Supermercado!

 

Para todos nosotros es muy fácil ir al supermercado o con la marchanta cuando necesitamos surtir nuestro mandado, pero; ¿tienes idea del esfuerzo que implica llevar todos los productos del campo hasta nuestras casas?. En nuestra gran Ciudad de México, se encuentra el mayor centro de distribución mayorista y minorista del país: La Central de Abastos. Se ubica en la Delegación Iztapalapa.

Ahí podemos encontrar abarrotes, legumbres, hortalizas, pescado, carne, flores, víveres, follajes, mariscos y víveres. Debido a la derrama económica que simboliza, está considerado como el mayor centro comercial de México.

¿De dónde surgió?. Bueno, recordemos que desde tiempos prehispánicos la actividad comercial era uno de los pilares más fuertes de la economía, siendo el mercado de Tlatelolco el más importante en Mesoamérica.

Luego, en la época virreinal se abrieron nuevos centros de comercio y locales. Fue necesario organizarse en cofradías o hermandades informales de comerciantes para controlar las actividades.

¿Recuerdas cuando te platiqué del Canal de la Viga? Bueno, pues gracias a las condiciones geográficas y naturales (recordemos que las mercancías eran transportadas mayormente por agua), se asentaron en esa zona barrios especializados en pescados y mariscos.

Con el paso del tiempo también se agregó el comercio de flores, frutos y hortalizas provenientes de Xochimilco o Cuernavaca. Por ello, el oriente de la Ciudad se convirtió en el punto comercial que abastecía las necesidades de la población.

En 1923 se creó el mercado de la Merced para agrupar a los comerciantes de la zona. Sin embargo, el crecimiento de la ciudad llevó a crear más adelante otro centro que permitiera cubrir las constantes y crecientes demandas alimenticias; así como distribución y venta al mayoreo y menudeo.

También que contara con zonas específicas de carga y descarga de alimentos. El proyecto fue realizado en la zona chinampera de Iztapalapa, por el arquitecto Abraham Zabludovsky en un área de forma hexagonal con entradas y salidas en los extremos, así como otros servicios necesarios: baños, bodegas acondicionadas, bancos, policía, etc.

Su construcción se inició en 1981 y se inauguró el 24 de noviembre de 1982 por el entonces presidente José López Portillo. La Central de Abastos se distribuye en 327 hectáreas, tiene una capacidad de almacenaje para 122 mil toneladas, que se transportan a diario por 52 mil vehículos de todos los tonelajes.

El flujo diario de visitantes es aproximadamente de 300 mil personas. Se encuentran comercios de todo tipo: ferreterías, bancos, restaurantes, ropa, lavanderías, estéticas.

Pero, las zonas más importantes son las de abarrotes y víveres, así como la de aves y cárnicos. Y también cuenta con zonas de pernocta (para las unidades de carga), planta de transferencia de basura y estacionamiento.

Así que ya lo sabes, vamos por nuestro mandado al mercado más grande de México.

Esta es solo una pequeña muestra de lo que encontrarás en nuestro sitio web. Visita nuestra tienda de artesanías en http://www.regalos-artesanales.com.mx ¡enviamos a todo México y el mundo!.




Equipo de Ambiente Mexicano
Equipo de Ambiente Mexicano

Autor



Dejar un comentario