¡Ahí vieje en Pejelagarto!

Se trata de un simpático pez comestible y orgullosamente mexicano. Si es que eres oriundo del bellísimo estado de Tabasco (¡vamos a Tabasco, que Tabasco es un edén!) entonces sabes de lo que estamos hablando el día de hoy.

Provienen de una familia denomidada” Lepisosteidae” (pejelagarto para los cuates), y habitan en aguas del este de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe; donde también les llaman catanes o manjuaríes.

Estas bellas criaturitas han poblado nuestro planeta desde la era Mezozoica, pero sus registros fósiles se remontan al período Cretácico. Estamos hablando de unos 145 millones de años. ¡Santo cielo!, es considerado (y con toda razón) un auténtico y real FOSIL VIVIENTE.

Básicamente viven en agua dulce, pero también se han avistado en aguas saladas de la zona costera del Golfo de México. Habitan zonas con abundante vegetación en los cuerpos de agua.

Nadan cerca de la superficie en tiempos de verano y más profundas en invierno. Se reproducen en agua dulce entre los meses de abril y junio. Los huevos son de color verde y pegajosos (se ven muy feos), pero así logran mantenerse adheridos a las plantas acuáticas. Tiempo después de nacer las larvas, aún permanecen “pegadas” a las plantas, o piedras para obtener su alimento hasta que son capaces de cazar por sí mismas y sean lo suficientemente grandes para salir de los refugios.

Su aspecto es extraño, pues tiene el cuerpo de pez, pero unas mandíbulas largas con las que atrapan a otros peces, e incluso crustáceos o pequeños pájaros. Y ¿Qué crees? Que también son comestibles, en Tabasco lo podemos encontrar en los mercados de peces. No así sus huevos, ya que estos son altamente tóxicos para el consumo humano. Por si fuera poco, a pesar de la extrañeza de su aspecto físico son considerados peces de ornato.

También gracias a algunos vestigios, sabemos que el pejelagarto además de proveer alimento a las tribus indígenas; también se usaban las escamas como adornos personales o como puntas de flecha.

Los nativos de islas caribeñas usaban la piel para hacer prendas de vestir. ¡Qué barbaridad! ¿sabías de todas las bondades del pejelagarto?. ¿Y si lo pruebas?. Luego nos cuentas a que sabe.

Esta es solo una pequeña muestra de lo que encontrarás en nuestro sitio web. Visita nuestra tienda de artesanías en http://www.regalos-artesanales.com.mx ¡enviamos a todo México y el mundo!.




Equipo de Ambiente Mexicano
Equipo de Ambiente Mexicano

Autor



Dejar un comentario